miércoles, 13 de diciembre de 2006

De Letras y Palabras


Aquí el texto...De Letras y Palabras

He de decirte la verdad, en mi desesperación por haberte perdido, a las letras me he entregado, Fue simplemente por tenerlas cercanas a mí. Fue entonces que aprendí. Así como debía de haberlo hecho de ti, Son un romance, una delicia, Son algo así como una cadena de emociones y de amores, Que a la vida me regresan.

He logrado hacer de ellas un romance y una ilusión, Son mis confidentes, ellas saben de sobra Hasta donde se desborda mi pasión, Las he usado, las he trabajado, las abandono. Y de nuevo las tomo y siempre están ahí.

Dispuestas, fieles, audaces y enteras. Nunca están cansadas, Siempre me revelan mis verdades, Mis inseguridades y mis sentimientos. Mismos que he escondido en un ir y venir de emociones encontradas, en ellas he aprendido, que el amor solo como con ellas. Con prudencia, respeto, elegancia, sensibilidad y pasión.

En ellas he aprendido a decirme a mí mismo… Date cuenta donde te encuentras, ya son 4 décadas y 4 tantos más, con 2 Vidas a mi lado, la pasión y la ternura. La alegría y la tristeza. Las emociones y el llanto, la risa y el coraje; Lo más hermoso de todo es que Dios y Tu a mis hijos me han dado.

Son como las letras… Están en constante cambio, son altas y bajas, Con puntos y comas. Y donde más les gusta hacen una pausa, Solo para hacerlo más extenso ese momento. Son como las letras… Siempre tienen algo nuevo que dar, Algo nuevo que escribir y que decir de su estilo... Siempre a activo y definido, son niños, son mis hijos y son parte de ti que eres bella, sensual y atrevida.

Vivo desde hace mucho tiempo queriendo escribirle esto a mi propia vida.
En ti siempre encontré lo que hoy admiro. Eres un abecedario, una armonía mal interpretada. Eres para Mí, El arte de un libro erótico en altas y bajas…

Un libro que se quedó sin escribir… Un libro que no se editó… Simplemente llegaste a mí y te quedaste como un abecedario y millones de palabras, para decirme a mí mismo…Ahí están las letras construye las palabras.

Autor: Pedro Ortiz Fernández

2 comentarios:

VeryNice dijo...

En verdad cada palabra plasmada, refejan tu pasión y aradecimiento por cada instante vivido...creo que no sólo el valorarlo sino saber aradecerlo y poder compartirlo hacen a un ser humano aún más humano y especial...

luz dijo...

Me gusta. Es la prueba de cómo transformar el dolor en algo que se vuelve plenitud, eso si, sabiendo que proviene del dolor. No hay vida, sin muerte, no hay dolor sin placer. Además me gusta la sencillez con que dices los sentimientos más profundos. Gracias